Controladores aéreos, Privatización Aena, Sociolaboral

La delirante justificación de la privatización de Aena (El continuado aeroladrillazo)

Por C: controlador aéreo

 
La ministra dice que la entrada de capital privado (ladrilleros, fondos de inversión especulativos, bancos) dará “estabilidad y mayor solvencia” a Aena. ¿Por qué? ¿Cuáles son las razones? ¿Todas las empresas privadas funcionan bien y no quiebra ninguna? ¿Todas las empresas públicas funcionan necesariamente mal y quiebran? Es más, el reconocimiento de que es necesario privatizar una empresa pública ¿no es una clara admisión de que los responsables públicos son unos inútiles que no saben gestionarla? ¿o de que la han hundido delictivamente?

 
Por supuesto la verdadera razón de la privatización de Aena es que los poderes económicos (donde reside el verdadero poder no elegido por el pueblo) a los que sirven tanto PP como PSOE, quieren quedarse con los aeropuertos españoles.

 
Hoy día 21 de octubre de 2014 ha dicho la ministra que “cuatro de cada cinco turistas que entran en España lo hacen en avión”. Así que los aeropuertos españoles son rentables por naturaleza, si Aena tiene una deuda estratosférica es porque la han generado los políticos de manera calculada y premeditada para luego “justificar” la privatización con el argumento de que “como el sector público no funciona hay que privatizarlo”. La manera de generar esa deuda delictiva en Aena ha sido a través de obras “faraónicas” que tanta rentabilidad ha dado a ladrilleros, amiguetes de políticos y que, en un país totalmente corrupto, han tenido que generar unas comisiones ilegales también estratosféricas.

 
Por cierto, hablando de la “faraona” Magdalena Álvarez, hay que recalcar que la mayoría de la deuda delictiva generada en Aena durante los años del aeroladrillazo, lo fue cuando ella era ministra y está contraída con el Banco Europeo de Inversiones. Cuando la Sra. Álvarez dejó de ser ministra de Fomento ¿a qué banco fue como vicepresidenta?, sí, al Banco Europeo de Inversiones.

 
Las privatizaciones siempre traen despidos y empeoramiento de las condiciones de trabajo de los empleados. Bien lo sabemos los controladores aéreos, porque la privatización y no otra, fue la verdadera causa del “conflicto” artificial creado por el eurodiputado pepiño, el demente Lema y la enfermiza Librero.

 
Pero además las privatizaciones, lejos de mejorar la “productividad” y la “eficiencia” de las empresas, lo que hace es encarecer el servicio. Eso es exactamente lo que ha ocurrido en Aena desde que los tres tarados citados anteriormente vendieran a la crédula población la delirante idea de que la culpa de la deuda de Aena la tenían los sueldos de los controladores aéreos. Desde 2010 las tasas aéreas que pagan los viajeros por volar en España se han incrementado en más de un 60%. Así ahora la ministra Pastor pastorea a la población con la estupidez de que cuando ella llegó al gobierno Aena tenía un déficit de 600 millones y que ahora gana dinero; entonces ¿para qué privatizarla?

 
Los aeropuertos son un servicio público y ni tienen que generar deuda (delictiva en la mayoría de los casos), ni tienen que ser rentables (y si son rentables lo sean para toda la población, no para empresas privadas).

 
Una vez más los liberales (de derechas y de izquierdas) socializan las pérdidas siendo todos los españoles los que tenemos que pagar la deuda delictiva, y privatizan las ganancias regalando una Aena rentable a precio de saldo a empresas privadas. El saqueo de España continúa imparable.

Comentarios

6 comentarios en “La delirante justificación de la privatización de Aena (El continuado aeroladrillazo)

  1. Dices verdades como puños.

    Saludos

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 octubre 2014, 22:39
  2. La mejor frase: ” conflicto artificial creado por el eurodiputado pepiño, el DEMENTE Lema y la ENFERMIZA Librero”
    Cuanta verdad con tan pocas palabras.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 22 octubre 2014, 15:24
  3. Me encantan e impresionan muy gratamente los artículos de “C”, porque después de cuatro años que unos ignorantes, o quizás no tanto, llevan triturando a la profesión y a vosotros, es emocionante comprobar que todavía quedan “raza”, “quijotes” y pundonor en una parte del colectivo, y valor y hombría de bien para denunciar decir las cosas con claridad. Y no puedo resistir el deseo y la necesidad de exponer mi opinión en humildes comentarios a pesar de que en muchos casos he sido el único en participar, y a veces esto me ha resultado descorazonador. Desde que recibí este correo llevo dando vueltas a la cabeza pensando si entrar o no entrar al asunto, y hasta estaba decidido a no hacerlo por esta vez dado el tema de la noticia. Este artículo, como todos los de “C”, es magnífico y está muy bien escrito, pero yo no soy profesional de las letras, y menos todavía crítico literario, ni tengo alma de periodista, para resaltar frases o señalar “titulares” periodísticos.
    A mí lo que me pide el cuerpo, o mejor, el alma, es arremeter en tromba como quien derriba la puerta de un castillo o fortaleza trabajándola con un ariete, o con tecnología más moderna y efectiva disparándole un certero cañonazo desde un tanque, o, por qué no, un misil desde un cazabombardero en pasada rasante. Mas debo confesar que, por primera vez en mi vida siento miedo; no miedo físico, sino miedo a debatir y polemizar o negociar con el enemigo utilizando esos métodos y esas armas aunque sólo sean armas virtuales, metafóricas. Porque he dejado de creer en eso de que “todos somos iguales ante la Ley”, la libertad de expresión, el derecho al honor, etc., etc. Ya sólo creo en la ley de la selva, comer o ser comido. Así de simple.
    Y tampoco quiero que nadie de aquellos que me conocisteis piense que he perdido el juicio o tengo intención de suicidarme lanzándome al vacío desde FL 460 sin oxígeno ni paracaídas. Podría hacer un canto épico y una encendida arenga y explicar el significado de expresiones tales como “derecho a la legítima defensa”, “guerra defensiva”, o “guerra moral y legalmente justa”. Y hasta podría dar una pequeña lección de teología al respecto de esos conceptos. Pero tendréis que perdonar que no lo haga, y la razón ya la he dicho. Se llama miedo. Y todos sabéis, como yo, que nadie como un Controlador para conocer el sabor del miedo, en el paladar, en la garganta, en el estómago, en el corazón y en los pulmones. Y en el alma.

    Fuerte abrazo, amigos.

    Me gusta

    Publicado por HV | 25 octubre 2014, 2:40
  4. Es una vergüenza lo de Aena o Aenair o como narices se llame ahora, no entiendo como no se han hecho ya más de una manifestación por esto, nos manifestamos por los desahucios etc… y no nos manifestamos para que no se venda al mejor postor la aviación comercial española, que es lo que trae a los turistas que se dejan el dinero aquí y eso crea puestos de trabajo, además, pienso que si ya tenemos grandes grietas de seguridad en la aviación española, si se les vende a las hienas extranjeras vamos a tener todavía mas. Porque si a nuestros políticos no les importa la seguridad de los pasajeros, las condiciones de trabajo de los trabajadores de aena ni los empleos que puede generar el turismo en nuestro país, a los empresarios extranjeros todavía les va a importar menos, mientras que puedan llenarse las cuentas bancarias de dinero todo lo demás les importará un carajo.

    Saludos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 11 noviembre 2014, 3:06
  5. los sindicatos mayoritarios de AENA han convocado varias jornadas de huelga en contra de la privatización.Poqué no la apoyais los controladores?,no será que todo lo que escribís ennlos medios es mentira y solo tratais de salvar el culo después del “levantamiento”?……

    Me gusta

    Publicado por Ariel | 7 febrero 2015, 17:12
    • Igual que nos apoyasteis vosotros a nosotros cuando nuestra campaña de asesinato social. Porque no sólo no nos apoyasteis sino que apoyasteis a nuestros enemigos y disteis rienda suelta a vuestra envidia y resentimiento, os alegrasteis. Ahora que os apoye vuestra madre si quiere.
      Fdo: C

      Me gusta

      Publicado por spicaweb | 8 febrero 2015, 12:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Radio Spica - Programa 12 - Guerra psicológica

Entradas con videos

Comentarios recientes

Rafael Hervías Garri… en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
spicaweb en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
Rafael Hervías Garri… en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
Pedro alonso en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
Pedro en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…

Suscríbete

¡¡¡ AFÍLIATE A SPICA !!!

Si deseas afiliarte a SPICA, rellena y envía el formulario

CONTACTO

spica.atc@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: