Controladores aéreos, Destacados, Sociolaboral, Spica opinión

Comunicado de SPICA sobre la sanción impuesta a nuestro Vicesecretario General

logo spica            Desde que el anterior ministro empezó la campaña de acoso y estigmatización de los controladores aéreos, todo ha ido de mal en peor. Algunos pensaron que con el cambio de gobierno algo mejoraría, pero los hechos, no las palabras, demuestran que la situación de acoso sigue siendo la misma que al principio.

Los actuales directivos de AENA han vuelto a dar una nueva vuelta de tuerca sancionando al Vicesecretario General de SPICA a 31 días de empleo y sueldo. ¿Por qué esta sanción? La explicación que aparece en la sanción contiene claves muy claras que desvelan los verdaderos propósitos que motivan la sanción: “gravedad manifiesta por cuanto que, en lugar de seguir los cauces orgánicos adecuados tendentes a la modificación de las normas operativas vigentes en la dependencia, suponiendo que dicha modificación fuera necesaria, optó por alterar directamente y sin previo aviso el normal funcionamiento de la Torre de Control, etc.”

Los hechos se produjeron el 11 de julio de 2012 estando nuestro compañero ejerciendo de supervisor en el TMA de Madrid. Aquel día R pidió a la Torre de Barajas que cumpliera el Reglamento de la Circulación Aérea (RCA) y el AIP de España, las dos normas operativas que rigen el ejercicio práctico de nuestra profesión. Parece ser que el cumplimiento del Reglamento de la Circulación Aérea no fue del agrado del Jefe de la Torre de Barajas y llamó al Jefe de División ATS de la Región Centro Norte para quejarse. Lo que se alega en la sanción básicamente es que el manual operativo de la Torre de Barajas permite la salida de aviones en paralelo –téngase en cuenta que las pistas del aeropuerto de Barajas, después de las obras multimillonarias del Plan Barajas, no tienen la distancia mínima requerida para que puedan salir aviones en paralelo–. En realidad, en la dependencia en la que se produce la sanción –el Centro de Control de Madrid/Torrejón– ni el manual operativo de aproximación, ni la carta de acuerdo con Barajas, que son junto con el RCA y el AIP las dos normativas aplicables, contienen alguna especificación al respecto de la separación mínima que procede en caso de salidas de pistas paralelas dependientes. Así que, no habiendo otra normativa aplicable validada por la autoridad ATS competente –que en todo caso no podría contradecir al RCA y al AIP que son de mayor rango normativo– son estos dos últimos los aplicables.

Resumiendo: nuestro compañero R ha sido sancionado imputándole una falta muy grave por solicitar el cumplimiento de la normativa aplicable.

Pero no queremos extendernos más en explicaciones técnicas, porque el trasfondo de esta sanción es otro. Del párrafo citado más arriba (en cursiva) y que está extraído literalmente de la notificación de sanción, se desprenden los dos motivos verdaderos de la misma: por un lado la eliminación total y absoluta de la autonomía del controlador aéreo y concretamente de los supervisores; y por otro lado la soberbia y el despotismo que caracterizan el acoso continuado que ejerce como política general AENA desde hace más de tres años contra los controladores aéreos.

Veamos un poco más detenidamente ambos puntos. El primero de ellos –la eliminación de la autonomía del controlador/supervisor— deja claro que la figura del supervisor, con sus funciones propias, queda eliminada de facto a partir de este momento. ¿Qué supervisor se atreverá a partir de ahora a ejercer su función operativa de gestión del tráfico en tiempo real (fase táctica), cuando sabe que eso le puede causar una sanción por falta muy grave? ¿tendrá el controlador aéreo que está en frecuencia, que admitir absolutamente cualquier cosa a partir de ahora –aunque vaya flagrantemente en contra del Reglamento de la Circulación Aérea—porque ni él ni el supervisor podrán ejercer funciones de regulación que le son intrínsecas y que les reconoce el propio RCA? Si se produjera un accidente y no se hubiera aplicado el Reglamento de la Circulación Aérea ¿a quién culparía el juez, al controlador, al supervisor, o al gestor que les impone –bajo la presión de una sanción por falta muy grave— el saltarse el RCA? ¿Qué dirían los abogados de las Compañías Aseguradoras intentando evitar tener que pagar ellas las indemnizaciones?

Esta sanción castiga duramente cualquier toma de decisión o iniciativa personal de un controlador en el desempeño del trabajo, aunque esté amparada por la normativa vigente. Tal es la falta de sustento legal, que han tenido que echar mano de una figura legal que es un auténtico cajón de sastre subjetivo en el que cabe prácticamente todo: “La conducta del expedientado el día de los hechos debe considerarse contraria al principio de la buena fe contractual, elemento consustancial al contrato de trabajo y origen del deber de mutua fidelidad entre empresario y trabajador”.

Esta sanción cuestiona el ejercicio diario de nuestra profesión y podría suponer un peligro para nuestra seguridad personal si se produjera un accidente o un incidente muy serio. Hay que considerar que las acciones laborales de los controladores aéreos pueden tener consecuencias penales, nunca tenemos que perder de vista esta implicación.

En cuanto al segundo motivo –la soberbia y el despotismo de AENA en sus relaciones con los controladores–, en este caso también tiene un peso específico muy grande.

Hay un hecho que ocurre con mucha frecuencia en empresas grandes. Por un lado están los mandos superiores, en nuestro caso los políticos que han establecido en estos tres últimos años una legislación delirante y de auténtico odio hacia los controladores aéreos. Pero quien lleva las riendas día a día en las organizaciones –en AENA también— es una casta intermedia que, en último término, constituye el mando real. Esta sanción es una acción de soberbia pura y una demostración de poder y superioridad porque sí; es un acto de imposición que pretende intimidar y amedrentar psicológicamente al sancionado y al resto de controladores. Esta casta, subida en su pedestal, tiene la necesidad de autoafirmarse agrediendo, controlando y dominando a los demás, lo cual cuadra muy bien con la política general de acoso de AENA hacia los controladores encaminada a su destrucción laboral y personal con vistas al proceso de privatización.

Mientras tanto, en esta casa de locos en la que se ha convertido AENA, la empresa continuamente sigue pidiendo voluntarios para hacer horas extras y para hacer cambios de servicios voluntariamente, motivados por la mala programación de la empresa. Y lo peor de todo es que demasiados controladores siguen colaborando.

Nos llevan sometiendo desde hace ya más de tres años a una auténtica guerra psicológica que ha producido un efecto en nosotros conocido como “Indefensión Aprendida”. Este efecto consiste en que hemos internalizado que es inútil cualquier resistencia, porque cualquier cosa que hagamos empeorará las cosas. Es una enfermedad psicológica que impide a la víctima hacer un análisis objetivo de la realidad. Además existe una gran diferencia entre precaución y cobardía. Estamos aceptando desde hace mucho tiempo cosas inaceptables y esto ha minado totalmente la moral del colectivo. Y tenemos que reflexionar de una vez por todas, sobre si los controladores aéreos estamos siendo prudentes o cobardes.

La empresa nos tiene totalmente desarmados y rendidos mientras comete toda clase de fechorías ante las cuales nos tendríamos que rebelar por pura justicia y dignidad. A estas alturas pensar que con “negociaciones y buenismos” se conseguirá algo, es un auténtico insulto a la inteligencia.

¿Dónde queda la figura del supervisor después de esta sanción? ¿Cuáles son las atribuciones de un supervisor y de un controlador? No sólo tenemos más de cuatrocientos rehenes sometidos a procesos penales, administrativos y laborales, sino que la actitud de la empresa sigue empeorando con el paso del tiempo, alentada por la falta total de respuesta por nuestra parte. ¿Habrá un límite?

PROPUESTAS

En los próximos días se pedirá en el Centro de Control de Madrid-Torrejón y en la Torre de Madrid-Barajas la firma de todos los controladores que estén de acuerdo en pedir la destitución del Jefe de División ATS de la Región Centro-Norte, verdadero instigador e impulsor de esta injusta sanción.

En segundo lugar emprenderemos una iniciativa que visto lo visto, es lamentable que no hayamos realizado antes, porque ya llevamos muchos casos que lo hubieran demandado. Se trata de establecer una ayuda económica a las familias de los controladores represaliados por AENA, independientemente de su afiliación a SPICA, USCA, a otros sindicatos, o a su no afiliación a ninguno. Esta recogida de fondos será:

1. absolutamente voluntaria en participación y cuantía

2. será solicitada para casos particulares, es decir, cuando se produzca un hecho que juzguemos merecedor de ayuda, será explicado a todo el colectivo y pediremos la colaboración voluntaria para ese caso en particular.

En spicaweb.com os mantendremos informados de los detalles.

Consideramos que esta medida es esencial para, por un lado eliminar el daño económico que causa la empresa a las familias de los controladores con sus sanciones y, por otro, eliminar el miedo a tomar medidas legales, justas y necesarias cuando corresponda. Naturalmente no ampararemos conductas irresponsables o picarescas, sino que se estudiará convenientemente cada caso en particular antes de proponer una ayuda. Nos comprometemos a que todo esto se lleve a cabo con una total transparencia aunque al mismo tiempo con la necesaria discreción.

 

 

Comentarios

2 comentarios en “Comunicado de SPICA sobre la sanción impuesta a nuestro Vicesecretario General

  1. Lo dicho ya en la anterior noticia sobre esto. Que aunque en cubil distinto, todos son lobos de la misma camada. ¿Y, qué se puede hacer?. Aguantar estóica y dignamente hasta que la verdad aflore y la razón vuelva a su sitio.

    Me gusta

    Publicado por HV | 16 enero 2013, 20:24
  2. No perdamos la esperanza.Hay que seguir luchando.Estos mandos intermedios,”ex compañeros nuestros”,en algunos casos “ex amigos”,los veremos tarde o temprano revolcándose en la mierda como los cerdos.
    ¡¡¡Ánimo compañero y amigo!!!.Estamos contigo.Esta injusticia será reparada.

    Me gusta

    Publicado por El viejo inutil | 18 enero 2013, 12:02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Radio Spica - Programa 12 - Guerra psicológica

Entradas con videos

Comentarios recientes

Rafael Hervías Garri… en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
spicaweb en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
Rafael Hervías Garri… en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
Pedro alonso en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…
Pedro en SPICA NO SE PLIEGA AL MIE…

Suscríbete

¡¡¡ AFÍLIATE A SPICA !!!

Si deseas afiliarte a SPICA, rellena y envía el formulario

CONTACTO

spica.atc@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: